A 41 años de misterio de la casa “embrujada” en Cutún, Fenómenos paranormales en el Valle del Elqui

En febrero de 1976, la tranquilidad de la pequeña localidad de Cutún, en la Región de Coquimbo se vio abruptamente quebrantada por un fenómeno que hoy, casi 41 años después, sigue llamando la atención de los investigadores de lo paranormal.

Pasadas las seis de las tarde, de uno de esos días de verano, el técnico agrícola, Nicasio Torres, corrió hasta la casa de uno de sus vecinos.  Muy nervioso le contó que extraños fenómenos estaban ocurriendo en su casa. En medio de su evidente estado de pánico le contó que inexplicablemente “estaban lloviendo piedras desde el techo”.  Su vecino no dio crédito a lo que le contaba y le pidió que se calmara y regresara a su hogar.

Pero los extraños fenómenos se siguieron registrando, por lo que Nicasio volvió a casa de su vecino al día siguiente. Pero en esa oportunidad tampoco tuvo la respuesta espera.

Fue sólo el tercer día cuando su vecino accedió a acompañarlo para ser testigo del suceso que lo estaba atormentando.

Hasta el lugar llegaron su vecino, Gabriel Orrego, su sobrino Ángel Orrego y un amigo de estos conocido como Manuel Rojo. Al ingresar a la casa todo estaba en completa normalidad, por lo que todos pensaron que sólo se trataba de algo imaginario del dueño de la casa. Ante ello decidieron retirarse.

Antes de hacerlo, Gabriel Rojo, decide salir de la casa y tomar agua desde el pozo que se encontraba en la parte posterior. Fue allí cuando al abrir la puerta, sintió como una pequeña piedra pasaba por sus pies e ingresaba a la vivienda. Ante esto y creyendo que se trataba de una broma, comenzó a lanzar garabatos al supuesto bromista. En ese momento, otra pequeña piedra cayó sobre su hombro.

Ante esto, junto al resto del grupo, salieron a explorar el lugar, pero no encontraron a nadie. Con el objetivo de encontrar una explicación a este suceso, se quedaron en la casa.

Fue así como se sentaron en la mesa de la vivienda y esperaron. Tras quince minutos se sintieron tres fuertes golpes sobre dicha mesa. Tampoco pudieron identificar el su origen por lo que quedaron perplejos. Al llegar la noche, y al no ocurrir más fenómenos extraños, el grupo decidió abandonar el lugar, pero, poco antes de hacerlo, son testigos de otro hecho impactante.

En el lugar se encontraba la esposa de Nicasio Torres, quien tenía en sus brazos a su pequeña hija. De pronto desde la pared cae un muñeco de trapo sobre el que la mujer clavaba sus agujas y alfileres de la costura. Luego, de manera inexplicable y ante de la mirada atónita de los presentes, el muñeco salto desde el suelo hasta el cuerpo de la pequeña. Luego, el muñeco salió brincando por una de las puertas que estaba abierta en ese momento.

Al día siguiente, el muñeco fue encontrado en el gallinero de la propiedad. Desde ese momento los fenómenos paranormales se siguieron incrementando. Puertas y ventanas se abrían de manera inexplicable, piedras, velas y misteriosos huesos de cavares seguían cayendo dentro de la vivienda, algunas noches se sentían ruidos extraños en la cocina y al día siguiente descubrían que el orden de la loza había cambiado, también se escuchaba molestos silbidos, y aparecían ráfagas de viento inexplicables y sólo dentro de la vivienda. Otro hecho inquietante tiene que ver con aparición de extraños rasguños en las paredes de las habitaciones. La actividad paranormal se incrementaba a medida que se acercaba la media noche.

Hasta el lugar llegaron varios investigadores de lo paranormal, también periodistas y muchos curiosos, pero hasta hoy nadie sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió en aquella pequeña localidad de Cutún, en pleno Valle de Elqui.

EL EXTRAÑO PERSONAJE Y LAS LUCES

Variados testigos, incluidos Nicasio, su esposa y algunos vecinos, pudieron ver a un extraño personaje que a veces apareció merodeando la casa de noche, vestido con traje y corbata, de tés muy pálida, pelo negro y ojos rojizos . Lo más increíble es que este personaje parecía ir levitando con los pies a varios centímetros del suelo y luego desaparecía tan misteriosamente como había llegado. Además, varios testigo dijeron haber visto extrañas luces que  parecían rodear la vivienda de Nicasio (cabe mencionar que en esa época no había luz eléctrica en el lugar).

SE PRESENTA EL MISTERIO

Al llegar a la casa, ésta se encontraba en calma, por lo cual, Gabriel pensó que todo formaba parte de la fructífera imaginación de su amigo Nicasio. Sin embargo, antes de retirarse, Gabriel salió a buscar agua a un pozo del patio (en aquella época no había sistema de agua potable en el lugar) cuando de repente una piedra cae a sus pies sin poder identificar de dónde provenía. Al comienzo pensó que se trataba de una broma de su amigo, o bien de algún “gracioso” de afuera. Luego de revisar la casa y sus alrededores no encontró nada, por tanto, se quedó un momento más en la casa para ver si los fenómenos se repetían. Al cabo de unos minutos, sintieron tres golpes secos completamente inexplicables sobre la mesa, fue entonces cuando Gabriel, quien estaba acompañado de un par de sobrinos, junto al dueño de casa decidieron quedarse hasta la noche para ver de qué se trataban los extraños hechos. Pasaron varias horas y nada ocurrió. Entonces, Gabriel y sus sobrinos decidieron retirarse a sus hogares, cuando de repente…  saltó desde la pared hasta el suelo un muñeco de trapo donde la esposa de Nicasio clavaba las agujas de coser, luego el muñeco dio un brinco desde el suelo con dirección hacia la hija de Nicasio rebotando posteriormente en ella.  Con total sorpresa y pavor pudieron observar como el muñeco salió brincando por una de las puertas que se encontraba abierta. Varios fenómenos siguieron ocurriendo en los días posteriores.

LOS FENÓMENOS SON NOTICIA

Los hechos paranormales que sucedían en la vivienda de Nicasio Torres no tardaron en hacerse conocidos, tanto a nivel local y posteriormente nacional. Los sucesos extraños siguieron ocurriendo en la vivienda, incluyendo voces desconocidas, rasguños en las paredes, movimientos de objetos (telequinesis) y la extraña aparición de piedras, huesos, velas,  clavos y herraduras que parecían caer de la nada al interior de la vivienda. No tardaron en llegar al lugar todo tipo de personajes igualmente extraños. Mentalistas, espiritistas, parasicólogos y otros, muchos de dudosa reputación y sospechosas intenciones. Cada cual intentaba dar una explicación y una solución a los fenómenos sin éxito aparente. No tardó en llegar la prensa a cubrir la noticia. El primero en llegar fue un periodista del diario El Día de La Serena, con el fin de entrevistar  a Nicasio Torres e investigar en terreno los supuestos fenómenos extraños. El periodista Fernando Moraga también pudo ser testigo de varios fenómenos en la vivienda. Todo esto quedo plasmado en varios reportajes publicados por el diario local en aquella época.

EL EXTRAÑO PERSONAJE Y LAS LUCES

Variados testigos, incluidos Nicasio, su esposa y algunos vecinos, pudieron ver a un extraño personaje que a veces apareció merodeando la casa de noche, vestido con traje y corbata, de tés muy pálida, pelo negro y ojos rojizos . Lo más increíble es que este personaje parecía ir levitando con los pies a varios centímetros del suelo y luego desaparecía tan misteriosamente como había llegado. Además, varios testigo dijeron haber visto extrañas luces que  parecían rodear la vivienda de Nicasio (cabe mencionar que en esa época no había luz eléctrica en el lugar).

LA REUNIÓN INTERRUMPIDA

Los fenómenos paranormales de la casa de Cutun lograron llamar la atención de varios interesados en el tema paranormal, incluso llegaron a realizarse varias reuniones espiritistas en la vivienda de Nicasio con el fin de investigar y calmar a las supuestas entidades que estaban perturbando la paz de esta humilde familia. En dichas reuniones se escuchaban voces, ruidos y la ya recurrente “lluvia de piedras y otros objetos”.

Sin embargo, una de esas reuniones terminó abruptamente. En una ocasión se reunieron alrededor de una docena de personas en la casa, dirigidos por un médium que decía contactarse con los espíritus, cuando repentinamente comenzaron a caer piedrecitas y trozos de huesos desde el techo, los cuales cayeron sobre las cabezas y hombros de los estupefactos presentes. En pleno trance, el supuesto médium dijo que veía a un grupo de gente que venía en carros acercándose al lugar, cuando de pronto… las puertas de la casa salen volando, derribadas por un montón de militares que ingresaron violentamente a la vivienda. Los uniformados, con mucha prepotencia y fuerza, detuvieron a todos los presentes y los llevaron al regimiento Arica de La Serena.

En plena dictadura, cualquier tipo de reunión era vista con sospecha y estaban prohibidas las agrupaciones sin la venia de las autoridades militares de la época. Sin duda, resultó mucho más dañina y terrorífica la acción de los militares que cualquier fenómeno paranormal. Algo común en una época oscura y muy poco normal.

¿CONCLUSIONES?

Finalmente y tras sufrir las peripecias mas increíbles, Nicasio y su familia decidieron abandonar dicha casa “embrujada” para nunca más volver al lugar. Lo último que se supo de Nicasio Torres, fue que vivía en Copiapó y trabajaba en una empresa de viñedos, que nunca más sufrió de fenómenos paranormales y que goza actualmente de un buen pasar económico y familiar.

¿FUERON REALES LOS EXTRAÑOS FENÓMENOS QUE ACOSARON A LA FAMILIA TORRES, O SOLO SE TRATÓ DE UNA ESPECIE DE SICOSIS COLECTIVA ?…

Por increíble que parezcan estos relatos, no se puede pasar por alto el hecho que hubo demasiados testigos quienes aseguran que los fenómenos sucedieron y que parecían no tener una explicación convencional. La verdad nunca la sabremos, solo podemos decir que algo acaeció en aquella humilde casa de la campesina localidad de Cutun; que hubo una familia y toda una comunidad aterrada por fenómenos desconocidos, los cuales nunca pudieron ser explicados de manera racional…

 

 

Fuente:  http://www.lavozdelnorte.cl/2017/01/caso-cutun-41-anos-de-misterio/

 

 

Share This: