Cuentos y Relatos del Pueblo de Los Choros, La Higuera.

LA PIEDRA AZUL

Fotografía de Guanacos en Localidad de Los Choros, La Higuera – LaSerenaDrone

Eran los tiempos en que los niños salían a jugar en mitad de la clase, donde se reunían junto a su maestra en un lugar maravilloso que parecía entregarle a cada persona que visitaba ese lugar, un misterio que sólo la naturaleza podría resolver.

Este misterioso lugar recibía el nombre de Piedra Azul, que consistía en un peñasco rodeado de una laguna que le daba el maravilloso color azul morado, ubicado en el río de Los Choros.

Transcurría el invierno del año 1957 llovía como nunca antes en el pueblo de Los Choros, que tendría como consecuencia un devastador aluvión y que haría desaparecer la Piedra Azul.

Las personas que acostumbraban a ir a este lugar por diferentes motivos, ya sea a pescar, sacar camarones e incluso a lavar telares, se dieron cuenta que la Piedra Azul ya no estaba. Se recuerda cómo la mayoría de la gente del pueblo buscaba y buscaba pensando que se le había llevado el aluvión. Desde entonces que cada noche de luna llena del mes de agosto se siente cómo las aguas del nuevo río subterráneo choca con la Piedra Azul que divide en dos brazos al río.

A mediados de 1997 la vida pasaba normalmente para la gente de Los Choros trabajando la aceituna en diferentes menesteres, sajando y sacando aceite. Excepto por una inusual e intensa lluvia que sólo se podría comparar con el temporal de hace 40 años. Un aluvión de grandes proporciones había vuelto a arrasar con todo a su paso, pero con todo lo malo y perjudicial que ello trae, algo espléndido había ocurrido: “Había vuelto la Piedra Azul “.

Han pasado los años y varios de esos niños que jugaban en ese entonces en la Piedra Azul ya han formado sus propias familias fuera de Los Choros, pero siempre han vuelto al pueblo y van con sus hijos a aquel lugar que en la actualidad no existiendo la laguna sólo es bañada por los hermosos recuerdos.

Recopilado por Hulda Fredes Barrera – Los Choros.

 

LA LUZ QUE GUIÓ A LOS SOBREVIVIENTES DEL NAUFRAGIO DEL ITATA

Fotografía sector  cementerio de Naufragio del Itata, Los Choros, La Higuera – LaSerenaDrone.

(Leyenda relato del sobreviviente del vapor Itata)

Todo era inquietud en el pueblo de Los Choros los habitantes se reunían cada noche en casas distintas para ayudar a sajar aceitunas. A las doce de la noche se daba término a este trabajo, después los dueños de casa servían té, café o chocolate otro grupo tomaba mate; De pronto sienten pasos extraños en la calle que se acercan a la casa, alguien golpea la puerta, todos se sorprenden cuando una voz les dice ¡ por favor abran la puerta somos gente buena, somos náufragos del vapor Itata! que se hundió en este sector llamado alturas de Coquimbo, al abrir la puerta se encuentran con tres hombres jóvenes que estaban completamente mojados. El dueño de casa los hace pasar para que se abriguen cerca del brasero, mientras les buscan ropa seca. Ellos dijeron hay sobrevivientes en la playa, las personas que ahí se encontraban salieron a dar aviso a otras personas del pueblo, para dirigirse a caballo a la playa, una de las personas que llegó esa noche al pueblo relató lo siguiente.

Cuando ellos venían en el bote ya estaba oscureciendo divisó una luz como que si alguien tuviera fuego encendido, cuando el bote llega a la playa todos saltaron, pues el bote se dio vuelta y varias personas quedaron atrapadas, pero ellos siguen viendo esa luz, como llama de fuego y uno dice, ¡¡sigámosla deben haber habitantes!!, siguen la luz que los guía pero cuando llegan al pueblo la luz desaparece.

Desde esa fecha los habitantes de Los Choros van en romería, para Semana Santa y en noviembre, a orillas de la playa donde existe un cementerio donde están sepultados los cuerpos de los náufragos del Itata, se les coloca flores y se reza por el descanso de las almas de aquellos infortunados seres que murieron tan lejos de su tierra natal.

Actualmente los pescadores que navegan cerca de la costa de Los Choros en botes y lanchas pesqueras comentan sobre esa fogata que se ve desde el mar como un faro que los guía; la gente del pueblo nunca ha encendido fogatas en esos lugares.

Ha quedado escrito que aquella luz fue un milagro de San José, patrono del pueblo de Los Choros, que guía a sus hijos para que regresen sin novedad a su hogar.

Este hecho ocurrió en la noche del 28 de Agosto de 1922.

Recopilado por Hulda Fredes Barrera – Los Choros


 


LA SERENA DRONE

Fotografía, Vídeo e Inspecciones con Drones Profesionales

Share This:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *